Los nematodos o “batatilla” como es llamada en algunas zonas de España, son gusanos microscópicos que atacan a las raíces de las plantas en cultivos intensivos con poca rotación, como los invernaderos de tomate, pepino o acelga. Actualmente constituyen  uno de los problemas más graves a los que se enfrentan los agricultores españoles, que ven reducidas sus cosechas en buena medida.

Estos gusanos causan “bolas” o quistes en las raíces, que dejan de ser funcionales. La planta muere poco a poco irremediablemente:

Según un trabajo de Miguel Talavera y colaboradores, publicado en la revista Nematology, 2012, Vol. 14(5), 517-527, el 17% de las 37.000 Ha cultivables en Almería están infectadas por nematodos, lo que se traduce en una reducción en la producción del 30,8%.

Por otro lado, Maria Elena Flor Peregrín, en su tesis doctoral de 2013, titulada “Uso de agentes de control y protección biológica frente a nematodos del género Meloidogyne en cultivos protegidos bajo plástico”, estima que el valor de la producción comercializada en Almería asciende a 2.500 M de €. 

Si cruzamos los datos de ambos trabajos podemos concluir que los agricultores de esa zona están dejando de facturar más de 1.000 M de € debido al problema de los nematodos.

¿Por qué los cultivos se infectan con estos agentes patógenos?

Los microscópicos gusanos que generan estos graves problemas en los cultivos han existido durante milenios. De hecho, están ligados directamente a la propia historia de la agricultura. Sin embargo, analizando los datos, es fácil darse cuenta de que su acción se ha acentuado en gran medida durante los últimos años.

Esto se debe, principalmente, al uso de fertilizantes químicos y a otros muchos productos creados por el ser humano para potenciar el crecimiento de los cultivos. Y es que, a lo largo de la historia, el control de la población de estos gusanos era llevado a cabo por el resto de seres vivos que habitan cualquier suelo sano, los cuales evitaban su reproducción excesiva y su conversión en plaga.

La acción de los fitosanitarios químicos suele afectar especialmente a los agentes que actuaban en el control de la población de los nematodos, lo que da pie a que estos se reproduzcan sin control y acaben generando un grave problema para el propietario de las plantaciones. Por lo tanto, una vez determinada la causa, es posible encontrar una solución.

Nuestra solución para los nematodos

Si los agentes químicos generados por el hombre y utilizados sobre los cultivos han sido los culpables de que los seres vivos encargados de controlar la población de nematodos en el suelo, evidentemente, la solución para esta plaga pasa por devolver el equilibrio natural de este.

Los nematodos han estado siempre presentes en los cultivos, pero de forma controlada. El resto de seres vivos que habitan en un suelo sano, impiden que se multipliquen en exceso y se conviertan en una plaga. Es lo que se conoce como control biológico natural, y no es más que un equilibrio que la naturaleza (sabia) alcanza para que todo siga su curso con normalidad.

El problema llega cuando, por el exceso de químicos, los enemigos naturales de los gusanos desaparecen permitiendo que estos perniciosos gusanos se reproduzcan sin límite.

¿Entonces, qué solución hay a este problema?

Muy sencillo, devolver al suelo los enemigos naturales de los nematodos y reequilibrar el ecosistema. El producto HT-pro RED, de Nostoc Biotech, contiene un conjunto de microorganismos beneficiosos, capaces de controlar la población de forma natural. Multitud de agricultores dan fe de los excelentes resultados del producto, que además es ecológico.

Los microorganismos presentes en HT-pro RED colonizan la raíz y la protegen frente al ataque de nematodos. Funciona tanto en preventivo como en curativo.

También os presentamos un testimonio de un reconocido profesional de la agricultura ecológica:

¿Te apuntas a nuestro boletín de noticias?

Únete a más de 1.000 personas y recibirás periódicamente información de calidad que te ayudará a mantener eficazmente tu cultivo, plantas, cesped, jardín, huerto... y también recibirás promociones exclusivas!

Para terminar la suscripción, revisa tu correo y haz clic en el enlace que te hemos enviado. ¡Hasta pronto!

Share This