7 Consejos para que Nuestras Plantas Crezcan Más Sanas

Hoy tenemos una invitada especial en nuestro blog. Gloria de Sheedo. Una empresa amiga que nos encanta.

Sheedo ofrece soluciones de marketing ecológico: Papel con semillas, kits de plantación, sobres con semillas…todo para que tu comunicación sea sostenible.

A veces nos cuesta cuidar de nuestras plantas, hay que mimarlas un poco para poder disfrutar de ellas. Gloria nos cuenta en este artículo 7 consejos para que nuestras plantas crezcan más sanas.

1Lo primero, la maceta: 

Asegúrate de que tenga agujeros para permitir que el agua fluya. Si no hay suficiente drenaje las raíces pueden ahogarse, y la planta no sobrevivirá. Eso sí, el tipo de maceta no es lo más importante: depende del estilo que busques. Si el material no es poroso, como el plástico, absorben menos humedad y dejan más para tus plantas (¡mejor!). Así que aprovecha plásticos como botellas de agua para crear macetas y darle una segunda oportunidad a un material que no es demasiado bueno para nuestro planeta.

2Lo segundo, la tierra:

Compra tierra en un garden center local, la tierra de tu jardín no es ideal (¡a no ser que seas un experto!) ya que puede tener insectos, hongos o semillas de malas hierbas. Si plantas un cactus, utiliza un mix de tierra especialmente designado para ellos (piensa que viven en condiciones muy diferentes).

3La planta correcta en el lugar correcto:

Estudia dónde exactamente deben ir tus plantas; pregunta cuando las compres. No intentes plantar una rosa y meterla en una ventana donde da el sol una sola hora al día… Sé consciente de las horas de sol y sombra que recibirán tus plantas y compra las adecuadas para ello. Además, intenta tener macetas diferentes para cada planta: necesitan diferentes niveles de agua y de sol, generalmente.

 

4Deja que el agua fluya: 

Es importante que el agua pueda drenar, pero la tierra no. Pon un plato debajo de la maceta para que el agua pueda drenarse, sin perder tierra. Una vez pongas la tierra en la maceta, asegúrate de humedecerla bien y mezclarla un poco con las manos.

5Planta las semillas:

Planta las semillas, sepáralas unos centímetros entre ellas y cúbrelas con 1cm de tierra. Si estás plantado una planta ya crecida con sus raíces, asegúrate de poner suficiente tierra en la maceta para que la base de la planta quede a unos 3 cm de borde de la maceta. Antes de plantar, presiona un poco la tierra para eliminar aire, ¡pero sin pasarse!

6Riégala como se merece:

Dependiendo del tipo de planta, la temperatura y la estación del año tus plantas necesitarán menos o más agua. Si es invierno y tienes plantas dentro de tu casa y la calefacción está muy alta, tendrás que regarlas mucho. Investiga sobre las cantidades de riego que necesita tu planta. Hay algunas, como los cactus, que con cuatro gotitas al mes se conforman. Pero hay otras que necesitan ser regadas dos veces al día… Intenta regarlas siempre a la misma hora, ¡y así nunca te olvidarás! Y sobretodo, no las riegues más de lo que necesitan.

 

7Mímalas: 

Si tienes plantas dentro de casa, quítales el polvo. Se van a poner malas si no las cuidas, pero puedes prevenir problemas de salud si las limpias con un trapo suave y con un jabón insecticida orgánico cada unos pocos meses. Por otro lado, remueve las hierbas malas o las partes de la planta que estén más secas. A veces es necesario fertilizar las plantas de tanto en tanto: puedes utilizar un fertilizador soluble y mezclarlo en el agua con la que las riegas.

¡Esperamos que estos siete consejos te ayuden a ti y a tus plantas! Cuéntanos tus top consejos para que tus plantas crezcan bien felices y sanas.

¡A crear vida!

Equipo de Sheedo

Si el artículo te ha resultado interesante, puedes compartirlo:

Share This