El abonado con estiércol es una de las maneras de fertilización más tradicionales que se han llevado a cabo en el campo. Sin embargo, es un modo de abonar que presenta muchos problemas, ya que es un abono que aún no ha fermentado y puede traer complicaciones de enfermedades, plagas y contaminación con semillas de otros cultivos o malas hierbas.

6 productos sustitutivos al abonado con estiércol

Humus líquido

Desde Nostoc recomendamos el abonado con Humus Líquido, un producto vivo revolucionario que aporta todos los beneficios del humus de lombriz en un formato más fácil de aplicar y de asimilación más rápida.

El humus líquido es un producto que contiene todos aquellos microorganismos y además de las riquezas que se encuentran en el humus sólido de lombriz, contiene también importantes nutrientes naturales, extractos vegetales, ácidos húmicos y aminoácidos que lo que hacen es enriquecer el producto final.

Los microorganismos que se encuentran en el humus líquido se extraen del humus de lombriz mediante una tecnología desarrollada en Nostoc, que le confiere gran calidad al producto.

El efecto en las plantas del Humus Líquido Nostoc con respecto a los otros abonos orgánicos es mucho más rápido y fácil de ver. Esto es debido a que los microorganismos que se encuentran en el humus penetran mucho más fácil en el suelo y se reproducen con mayor rapidez.

En cuanto a las ventajas de este abono se pueden resaltar:

  • Como se trata de un abono líquido favorece enormemente su aplicación al suelo, por lo que se reducen los costes logísticos, así como el tiempo de aplicación.
  • Los microorganismos presentes en el humus colonizan el suelo muy rápido y degradan la materia orgánica permitiendo que la planta los asimile con mayor rapidez.
  • Protege a la raíz de los hongos.
  • Mejora la estructura del suelo, haciendo que retenga mayor humedad.
  • Contiene nutrientes naturales que en otros abonos no los encontramos.

El humus líquido es un producto vivo y por lo tanto tiene fecha de caducidad para la aplicación en el suelo que son siete días desde la fabricación del mismo. Y es fundamental que este producto no se mezcle a la hora de la aplicación con fungicidas de cobre o azufre.

Este abono es una de las mejores opciones ya que es la más completa en cuanto a su composición y la más fácil de aplicar debido a que es líquido y no necesita un laboreo del suelo a posteriori.

Compostaje

El compostaje es una de las técnicas más antiguas mediante la cual se crean las condiciones necesarias para que los organismos descomponedores transformen residuos orgánicos en un abono de elevada calidad.

El proceso de compostaje degrada la materia orgánica mediante la oxidación y la acción de microorganismos que se encuentran presentes en los propios residuos. El proceso de compostaje dura aproximadamente entre dos y tres meses obteniendo compost fresco y si se desea obtener un compost maduro deberán haber pasado entre cinco y seis meses, tras lo cual el compost está preparado para ser utilizado.

Mediante este método la materia orgánica, como puede ser el estiércol, queda libre de posibles enfermedades e inactiva las semillas que se pueden encontrar en un primer lugar.

Los beneficios del compost se clasifican en:

  • Facilita la formación de conglomerados del suelo permitiendo mantener una correcta aireación y humedad del mismo.
  • Debido a que es un producto rico en nutrientes y macronutrientes se convierte en un excelente abono para las plantas.

En cuanto a las desventajas se puede decir que el compost es una materia que libera los nutrientes a una velocidad muy lenta, es decir, que se descompone muy lentamente. Debido a esto, los nutrientes se van a incorporar al suelo poco a poco por lo que la planta los asimilará en muy baja cantidad y los resultados son más difíciles de apreciar.

Humus sólido

Se trata de un fertilizante orgánico obtenido a partir del estiércol natural que previamente ha sido fermentado varias veces y después ha sido transformado por lombrices rojas de california.

El sistema de fabricación del humus se realiza en cuatro fases que dura de tres a cuatro meses: una primera en la que se selecciona la materia orgánica de partida, en la segunda fase se realiza un pre-compostaje, una tercera etapa en el que se lleva a cabo el lombricompostaje y por último un proceso de humidificación.

El humus de lombriz elimina las propiedades no deseadas del estiércol, ya que evita fermentaciones. En él encontramos una microflora que es benéfica para los suelos y las plantas que no lo podemos encontrar en ningún abono similar.

Entre las ventajas que posee el producto se pueden mencionar:

  • Es un abono con un pH prácticamente neutro que varía entre 6,8 y 7,8
  • Contiene abundante flora bacteriana (miles de millones de colonias por gramo de producto).
  • Hace que los suelos presenten una mejor estructura ya que actúa uniendo las partículas del suelo haciendo que las estructuras granulares sean las adecuadas para favorecer un desarrollo radicular óptimo.
  • Mejora el intercambio gaseoso
  • Activa los microorganismos presentes en el suelo
  • Produce una oxidación más rápida de la materia orgánica haciendo que los nutrientes estén disponibles para las plantas en el suelo.

Al tratarse de un abono sólido, la aplicación del mismo es un tanto laboriosa, el abono debe estar enterrado para facilitar la absorción por parte de las raíces, por ejemplo en una plantación nueva debe introducirse en el hoyo de plantación.

Pellets

El abono orgánico presentado en pellets es un abono que se procesa de forma industrial cuya materia prima seleccionada es el estiércol, no usándose restos de materiales vegetales ni otros tipos de residuos. El resultado obtenido es un abono orgánico estable, de forma homogénea tipo pellets y libre de semillas de malas hierbas.

Se encuentra conformado por elementos nutritivos principales y secundarios ya presentes en el estiércol de partida que mejoran el suelo del cultivo. Los componentes no presentan ningún tipo de fenómeno de inactivación ni de retrogradación. El abono contribuye a ayudar al proceso de mineralización de la materia orgánica para que esté disponible para el cultivo.

Las ventajas de este abono se resumen en:

  • Poseen carga bacteriana que se encontraba en el estiércol inicial, que ayuda a una fijación de nutrientes en el suelo, sin embargo, debido al proceso industrial de fabricación la carga inicial se reduce drásticamente.
  • Es una forma de abonado muy práctica y sencilla, ya que la granulometría es de 4 – 4,5 milímetros y hace que este producto se pueda aplicar con gran facilidad y uniformidad, pudiéndose aplicar con una abonadora.
  • Se trata de un abono seco, es decir no se incorpora agua, se incorpora simple materia orgánica al suelo.
  • Es un material soluble a la presencia del agua y se disuelve fácilmente.

La contrapartida de esta forma de abonar el suelo puede venir de la mano de la forma en que se llegan a fabricar los pellets de estiércol. Para la fabricación de estos se utilizan máquinas que prensan el estiércol. Cuando sucede esto puede aumentar la temperatura de la máquina, lo que perjudica a los microorganismos que están presentes y que se incorporarán al suelo que son los que ayudan a la fijación de nutrientes en el suelo.

Bocashi

Se trata de un abono muy completo rico en los nutrientes que necesitan los cultivos. Este abono se obtiene a partir de materiales secos como son: gallinaza de aves ponedoras, cisco de carbón, salvado de arroz, cascarilla de arroz o paja bien picada, cal dolomita, melaza de remolacha o caña de azúcar, levadura de pan, tierra tamizada, agua sin clorar y tierra recogida del bosque.

El proceso de elaboración de bocashi comienza con la fermentación del abono en la que la temperatura alcanza entre 70º y 75ºC debido al incremento de la actividad microbiana. Más tarde la temperatura del abono comienza a descender para dar paso al momento en que el abono se estabiliza y solo se pueden observar los materiales que son más difíciles de degradar. El último periodo es la maduración donde los materiales se degradan lentamente.

Las propiedades que aporta este tipo de abono en el suelo son:

  • Aportar microorganismos disponibles para que puedan ser asimilados por las plantas, estimulando el desarrollo de las plantas.
  • Se contribuye a la conservación del suelo,
  • existe mayor captación de agua lluvia,
  • disminuye el calor ambiental y se protege la biodiversidad, con lo que se colabora en la protección del medio ambiente.

Los inconvenientes que presenta este tipo de abono son que no hay una distribución y producción industrial que pueda proveer de este tipo de abono orgánico, si no que la producción es a pequeña escala.

Abonado orgánico de invierno en viñedo

Como abonado de mantenimiento se puede aportar estiércol clásico, con un aporte de 10 t/Ha, que satisface las necesidades y posibles pérdidas de materia orgánica que se dan en el año.

Aparte de la utilización de estiércoles tradicionales, y como alternativa se puede optar por una amplia gama de especialidades comerciales que hemos presentado anteriormente como son el compost, el humus sólido, humus líquido, estiércol en pellets o incluso Bocashi si la explotación es pequeña y se tiene acceso a este tipo de abono orgánico, sin olvidar otras fuentes de materia orgánica como lo son las cortezas, la paja, restos vegetales y subproductos de la vid, como son los sarmientos (que aportan el 40% de la pérdida anual de materia orgánica) y orujos, bien sea incorporados directamente o compostados previamente que es la opción más aconsejable.

Es frecuente que los aportes de materia orgánica se espacien en el tiempo, y si bien se pueden aplicar preferentemente en superficie con antelación deberán enterrarse mediante laboreo superficial, menos como hemos señalado antes en el caso del humus líquido, que es la opción más sencilla de aplicar y que ocasiona menos daños para la plantas debido a que los laboreos pueden afectar a las raíces más superficiales de la viña.

En ocasiones es necesario añadir correctores biológicos y ácidos húmicos y fúlvicos, sin embargo con la aplicación de humus esta tarea no sería necesaria.

¿Consideras útil este artículo sobre los 6 productos sustitutivos al abonado con estiércol? Si es así, compártelo. ¡Gracias!

HUMUS LÍQUIDO

Enriquece el suelo

Share This