Pese a ser meses de inactividad en nuestras regiones, en diciembre y enero hay tareas de jardín que podemos llevar a cabo y otras que podemos adelantar. En esta época la mayor parte de las plantas están en reposo pero aún así en este artículo vamos a ver las tareas de jardín que se pueden desarrollar en diciembre y enero.

Desde Nostoc recomendamos utilizar nuestro producto ecológico Pro ENERGY  para ayudar a las plantas a soportar las bajas temperaturas.

Además, recomendamos la aplicación de Humus Líquido, este producto siempre resulta beneficioso en todos los cultivos debido a que restablece la flora microbiana natural del suelo, aumentando la sanidad de manera que si conseguimos que el suelo esté sano.

¿Qué es lo que puedo plantar?

Aunque los meses de diciembre y enero son meses controvertidos para plantar, podemos hacerlo teniendo precaución y eligiendo las especies más idóneas:

  • Aromáticas como lavanda, tomillo o romero; no necesitan muchos cuidados y son baratas, además, se pueden usar en macizos, tiestos o cestos.
  • Es una buena época para plantar coníferas, que son plantas resistentes tanto a frío como calor. En este momento se pueden plantar ejemplares comprados en recipiente o en cepellón.
  • El ciclamen es una de las plantas estrella de estos meses. Es una planta que está floreciendo durante todo el invierno y que se reproduce muy bien por semillas o bulbos que sean plantados en otoño. Sin embargo, en los viveros se pueden encontrar en recipientes preparados para ser plantados y listos para plantarlos en jardineras o macetones.

En el huerto puedes sembrar en túnel, es decir, en sitio protegido, sobre todo semillas de plantas que se usan en ensalada como son la lechuga, endibias, rábanos o canónigos.

En diciembre y primeros de enero todavía es buen momento para plantar ajos en el suelo. Para hacerlo se debe enterrar los dientes de ajo en hoyos de 15 a 20 centímetros de profundidad que estén separados unos 20 centímetros. Se ha de poner cada diente con la parte plana hacia abajo y la zona “más picuda” hacia arriba. Y recuerda, no hace falta regarlos después de la plantación.

¿Es necesario regar en diciembre y enero?

Si bien diciembre y enero son meses lluviosos, recuerda regar las plantas que se encuentran bajo resguardo o en lugares donde no les llegue la lluvia. La frecuencia de riego deberá ser cada 5 o 7 días, dependiendo de lo soleada en la que se encuentre la situación en la que estén expuestas las plantas.

No está demás regar bastante las plantas que se hayan plantado recientemente en el jardín, preferiblemente en un momento de la mañana en el que no haya riesgo de heladas. Después es una buena idea incorporar mantillo o estiércol a los alcorques de estas plantas, intentándolo mezclar ligeramente con la tierra.

La poda en diciembre y enero

Estos meses son una mala época para la poda de las plantas, por el riesgo que implican las heladas cuando actúan en las heridas sin cicatrizar, sin embargo, se puede cortar las ramas que estén secas o dañadas, es decir, realizar una poda leve que actúe como limpieza de ramaje en los ejemplares del jardín.

¿Qué labores puedo realizar en mi huerto?

Merece especial atención las labores del huerto durante estos meses, con las que prepararemos el terreno para la primavera.

Si en tu huerto aun quedan restos de los cultivos que has tenido en verano, ahora es un buen momento para arrancarlos para que no rebroten si nazcan malas hierbas a su alrededor. Puedes utilizar una horquilla que puede facilitar el trabajo de arrancar las raíces.

Es una buena época para cavar el terreno removiéndolo hasta una profundidad de 20 a 30 centímetros. De este modo lo tendremos mullido y preparado para humedecerse con las lluvias invernales. Utiliza una azada, motoazada o incluso una pala de jardinería.

El mulch, perfecto para las heladas

Diciembre y enero son meses en los que se dan bastante las heladas, por ello podemos utilizar mulch o acolchado para proteger las plantas, e incluso se pueden instalar mallas antiheladas. Con esta acción se puede evitar que el frío penetre directamente en las raíces de las plantas.

Cuidar el césped en diciembre y enero

Los cuidados básicos del césped se centran en:

  • Disminuir los riegos, dependiendo de cuanto llueva, evitando que el césped pueda estar mojado por la noche, porque podrían aparecer enfermedades.
  • Evitar pisar el césped si está muy húmedo y evitar las zonas donde normalmente se encharque.
  • Distanciar en el tiempo los cortes de siega y poner atención en realizar los cortes a más altura para que el frío no llegue tan fácil a las raíces.
  • No realizar la siega del césped mientras esté húmedo. Es necesario esperar a que se seque la pradera.
  • Procura rastrillar las hojas de los árboles que caigan sobre el césped, manteniéndolo siempre limpio.

Desde Nostoc te recordamos los siguientes productos para cuidar tu jardín en enero y diciembre:

Pro ENERGY

Ayuda a las plantas a soportar bajas temperaturas

Participa en nuestro directo en YouTube. Hablaremos de plagas y enfermedades.

El 23 enero, a las 18:00, vamos a hablar en directo sobre "Cómo controlar plagas y enfermedades en ecológico". Apúntate a la newsletter y participa en la charla del martes. (Si ya estás apuntado a la newsletter, no hace falta que hagas nada, te informaremos.)

¡Gracias! Hasta pronto.

Share This