10 cualidades importantes que debes aprender sobre el humus de lombriz


El humus de lombriz es un abono natural que está revolucionando la agricultura. ¿Quieres conocer las cualidades que benefician a las plantas?

Vamos a empezar enumerando 5 cualidades del humus de lombriz y luego pasamos a hablar en detalle de cada una de ellas, y añadiremos 5 cualidades más.

5 cualidades importantes del humus de lombriz

  1. Es el mejor abono natural
  2. Protege el cultivo
  3. Mejora el sabor de los frutos
  4. Aumenta la captación de nutrientes
  5. Mejora la estructura física del suelo

1. Es el mejor abono natural

El Humus de lombriz es un producto que se obtiene del vermicompostaje. Las lombrices realizan un trabajo de compostaje mediante el cual restos orgánicos como restos de poda, estiércoles y demás deshechos de la agricultura pasan por el tracto digestivo quedando un producto compostado y libre de semillas activas y hongos, lo que le convierte en un abono de una calidad extraordinaria transformado naturalmente.

Debido a todo este proceso microbiológico ningún otro sustrato tiene el mismo efecto. Esto se debe a la cantidad y “calidad” de los microorganismos que contiene el humus y su origen parte del propio intestino de la lombriz.

2. Protege el cultivo

El humus de lombriz tiene una elevada carga microbiana, de alrededor de 20 mil millones de microorganismos por gramo seco, de los que buena parte se asocian con la raíz de la planta protegiéndola del ataque de hongos y bacterias patógenas. La protección del humus está documentado científicamente, como por ejemplo en el trabajo desarrollado por la Universidad de Cornell en el que se explica cómo el humus de lombriz protege las plantas en su proceso de germinación.

3. Mejora el sabor de los frutos

El sabor que percibimos al comer una fruta o una verdura depende del grado de azúcares presentes. Cuando cultivamos con humus de lombriz, estamos facilitando la asimilación de nutrientes como nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio y calcio, lo que provoca un aumento de la floración y de la cantidad y dimensión de los frutos.

Junto con la acción de bacterias beneficiosas naturalmente presentes en el humus se retarda el envejecimiento de los tejidos vegetales y se aumenta la resistencia a plagas y agentes patógenos, por lo que se llega a obtener alimentos de calidad superior, con un valor alto nutricional, y sabor más intenso.

4. ¡Ha existido siempre!

El humus no es ningún producto novedoso, aunque en los últimos años se haya puesto de moda.
Naturalmente siempre ha existido una acción de las lombrices en cualquier tipo de suelo, descomponen la materia orgánica y la transforman, es decir, completando una parte del ciclo del carbono.

La lombricultura tampoco es una invención nueva, ya que tradicionalmente se ha venido haciendo en las zonas rurales. Los agricultores depositaban los restos de cultivos y los deshechos de los animales en las llamadas “estercoleras” donde lo dejaban madurar antes de aplicar al cultivo. Estos lugares estaban repletos de lombrices, que naturalmente habían llegado a estos lugares, atraídos por el estiércol y realizaban el proceso de vermicompostaje.

Sorprendentemente, los agricultores hace décadas también aplicaban humus a sus cultivos.

5. Calidades: asegúrate del origen

En la industria, producir humus de lombriz de buena calidad no es una tarea sencilla. ¿Por qué? El proceso de lombricompostaje es lento y se necesitan unos buenas instalaciones que aseguren que el resultado es un buen producto.

Por otro lado, se puede confundir fácilmente al consumidor con el compost normal, el que ha seguido un proceso de compostaje por microorganismos y hongos, ya que tienen un aspecto similar.

Lo importante a la hora de conseguir humus, es que confíes en empresas que te dan la seguridad de que el proceso se ha realizado bien y estás obteniendo un producto de buena calidad: empresas como Nostoc, que tiene sus propias explotaciones de humus y lleva a sus espaldas décadas de experiencia en la producción.

El humus de lombriz es el resultado final de la humificación del vermicompost. Con la humificación se consigue la estabilidad del producto, un grado de descomposición tan elevado que la materia ya no sufre grandes transformaciones.

6. Humus sólido vs Humus líquido ¿Con cuál te quedas?

Los dos formatos de Humus, aun teniendo unas propiedades parecidas se aplican de una manera muy diferente.

La aplicación del Humus sólido es muy tediosa y necesita aperos para su incorporación a las plantas.

Sin embargo, en Nostoc hemos desarrollado el Humus líquido, un producto revolucionario que tiene las propiedades microbiológicas del sólido, es mucho más fácil de aplicar, ya que se aplica con un simple riego y aporta muchos más nutrientes.

7. ¿Cómo lo aplico?

El Humus sólido se aplica alrededor del árbol, y debe ser enterrando con algún apero o simplemente con azada, de modo que quede mezclado con el suelo existente. Así se favorece el contacto de los microorganismos con las raíces de nuestras plantas, al tiempo que los protegemos de la luz solar, el frío… En el caso de que se haga en épocas secas, es imprescindible regar después de aplicarlo.

Todos estos inconvenientes que tiene el Humus sólido en la aplicación no aparecen en el caso de emplear Humus líquido. Es mucho más fácil de aportar, ya que se puede incluir directamente en el riego si está instalado y tiene un sistema de incorporación como un sistema venturi. Otro modo de aplicación es diluirlo en agua y aportarlo siguiendo una dosis de 5 litros de producto en 100 litros de agua sin cloro.

El motivo de diluirlo con agua sin cloro es bien claro, este producto puede alterar la tasa de reproducción de los microorganismos que incluye el humus y por lo tanto la manera en la cual se va a instalar en el suelo.

8. Dosificaciones

Para el Humus sólido en cultivos extensivos basta con 0,5 kg/m2. En huertas, la dosificación es mayor, de al menos 2 kg/m2.

El Humus líquido se aplica de 20 a 30 L/Ha, aunque depende mucho del cultivo a tratar con 2 a 4 aplicaciones a lo largo de la temporada.

9. Aumenta la captación de nutrientes

Los microorganismos presentes en el humus (tanto sólido como líquido) se asocian con la raíz y la proveen de nutrientes. Las micorrizas, un tipo de hongos presentes en el humus, son un buen ejemplo de esta interacción. Su función es la de absorción, por lo que se extienden por el suelo proporcionando agua y nutrientes y protegiendo las raíces de algunas enfermedades.

¿Qué resultados se obtienen con estos microorganismos? Aumenta notablemente el porte de plantas, árboles y arbustos en comparación con otros ejemplares de la misma edad.

Su acción antibiótica aumenta la resistencia de las plantas a las plagas y agentes patógenos, absorbe los compuestos de reducción que se han formado en el terreno por compresión natural o artificial.

Durante el trasplante previene enfermedades y evita el shock por heridas o cambios bruscos de temperatura y humedad. Influye de forma efectiva en la germinación de las semillas y en el desarrollo de los plantones. Evita y combate la clorosis férrica.

10. Mejora la estructura física del suelo

Como ya expuso Darwin en 1881 en su último libro, titulado “La formación del manto vegetal por la acción de las lombrices”, con los túneles que crean a su paso, las lombrices fertilizan el suelo y lo dotan de una mejor estructura. Además favorecen la aireación, que es muy importante para las raíces, evitando la asfixia en suelos muy compactos y húmedos. Y es que el lombricompost mejora las características estructurales del terreno, desligando los arcillosos y agregando los arenosos.

Con esto se consigue dos cosas. mejorar en la fertilidad física del suelo porque aumenta la superficie activa, con lo que puede retener más nutrientes, y facilita y aumenta la eficacia del trabajo mecánico del terreno.

10+1. ¡Huele bien!

Como hemos visto, el humus de lombriz es un producto con muchísimos beneficios que consigue realizar grandes cambios en las plantas que se aporta.

Aun procediendo del estiércol, las lombrices consiguen que el humus huela a mantillo del bosque y a tierra recién mojada, con una estructura granulada agradable al tacto y que no mancha. Debido a su gran bio-estabilidad no se produce fermentación o putrefacción, por lo que aunque pase el tiempo no producirá malos olores.

Si el artículo te ha resultado interesante, puedes compartirlo: